-





EL FMI Y EL MODELO ECONÓMICO AGOTADO

Por: M. Sc. Joshua Bellott Sáenz | 

En días pasados el FMI presentó un informe sobre la economía boliviana, con varias recomendaciones, de acuerdo a indicadores que se extraen de los datos oficiales del país, y no así de sus propios datos. Sin embargo, el discurso gubernamental; como nos tienen acostumbrados, sigue una línea “antiimperialista y de soberanía” en cuanto a las decisiones económicas, por lo que desechó dicho informe; afirmando, además, que nuestra economía es un ejemplo a nivel mundial, dado que tenemos una reactivación fuerte, estabilidad, y una baja inflación. 

El informe nos muestra que el crecimiento y la recuperación fue liderado por la minería, construcción y agricultura. 

Sobre la minería, podemos decir que su aporte al PIB está dividido en dos ramas, una referida a la producción de la materia prima y otra a la manufactura. En el caso de la manufactura existen dos cuentas posibles que consignan productos mineros: “productos minerales no metálicos” y “otras industrias manufactureras”. 

Si sumamos el aporte de estos rubros, la minería como tal, aporta al PIB en casi un 8%. En el primer caso (materia prima bruta), el crecimiento de este sector, el 2020, alcanzó a (-28,53%) y el 2021 a 37,68%, por lo que el crecimiento, habría llegado casi a un 10% de crecimiento real y neto, o sea, recuperamos lo que producíamos el 2019 y aumentamos 10%. Sin embargo, el crecimiento de la minería manufactura, el 2020 llegó a (-25.20%) y el 2021 a 13,90% en el caso de productos no metálicos. Lo que implica que el PIB en ese rubro todavía debe recuperar un 12% aproximadamente. Respecto a otras manufacturas, el 2020 alcanzó un crecimiento de (-16,44%) y el 2021 14,43%, por lo que todavía se debe recuperar un 2% para llegar a niveles de 2019. En otras palabras, si bien nos dicen que la minería sería uno de los puntales de la reactivación, en realidad, el crecimiento neto del sector, es todavía negativo respecto al 2019; por lo tanto, sólo coyuntural. 

Por otro lado, el aporte de la minería a ese crecimiento de 6,11% experimentado el 2021, no supera el 1,85%; que representa más o menos el 30% de crecimiento del año 2021. 

En el caso de la construcción, resulta que su aporte al PIB es de 4% para el 2021. Su crecimiento ese año tampoco recuperó el bajón de 2020-2019. Este rubro alcanzó un crecimiento de (-19,03) el 2020 y el 2021 alcanzó 17,89%, por lo que todavía debemos recuperar un poco más de 1%. Entonces la construcción tampoco recuperó lo que se producía el 2019. De todas formas, del crecimiento total de la economía de 6,11% para 2021, la construcción aportó con 0,64%, o sea, un 10%.

El tercer rubro mencionado -la agricultura-, representa el 16% del PIB, que está compuesta principalmente por “productos agrícolas no industriales, industriales y productos pecuarios”. Estos rubros representan un 93% del porcentaje total de la agricultura. Este sector tuvo un crecimiento menor al de 2020, cuando se crecía a 3,13% (2021, 1,81%). Los productos agrícolas no industriales experimentaron un crecimiento negativo (-1,47%) y lo que creció de manera importante son los productos agrícolas industriales (2,19% el 2020 y 6,49% el 2021); y los productos pecuarios (5,52% el 2020 y 2,72% el 2021). Por supuesto, dado que el 2021 los crecimientos fueron menores, no parece ser, este rubro, una fuente importante de reactivación. De todas formas, el aporte global de este rubro a ese crecimiento de 6,11% fue de sólo 0,26, o sea, ni el 5% de aporte al crecimiento del PIB total. 

En consecuencia, si bien se supone que estos son los 3 sectores que apuntalaron el crecimiento del PIB boliviano, cuando los descomponemos, ni siquiera han superado los niveles de 2019, por lo menos en los dos primeros sectores; y en el de la agricultura, el año 2020 les fue mejor que en 2021. Queda claro que los sectores que “apuntalaron el crecimiento del PIB”, dejan muchas dudas. 

En el informe también menciona un incremento de las exportaciones, debido a los altos precios de las materias primas. Sin embargo, cuando verificamos el aumento en cantidades, -los primeros 7 meses de 2019, 2020, 2021 y 2022-, resulta que las exportaciones totales en cantidad, incrementaron en un 4% respecto al 2021, y en 24% respecto al 2020, cuando se cerraron las fronteras y se exportó con muchas limitaciones. 

El rubro que se encuentra muy afectado, dado que como conocemos no se realizaron trabajos de exploración y desarrollo de campos, es el de hidrocarburos. Los primeros 7 meses de 2022, respecto a los primeros 7 meses de 2021, tuvieron una caída de la exportación en (-17%), y respecto al 2020, en (-6%). Por otra parte, los minerales, aumentaron de manera interesante en cantidades exportadas. Del 2022 al 2021 (los 7 primeros meses), la producción aumentó en un 25%, y respecto al 2020 en un 88%, dado que no se pudo exportar. Entonces, el cambio entre el 2021 y el 2020, en gran parte sólo se debe al efecto inventario (tenían acumulado lo que no exportaron). Por otro lado, gran parte del crecimiento del sector es explicado por el comportamiento del oro, que aumentó en precio y en cantidad. 

Todavía hablando de las exportaciones, el sector que realmente se reactivó fue el de las exportaciones agropecuarias, donde efectivamente, la cantidad en toneladas aumentó en un 153% entre 2022 y 2021, y en valor, aumentó en un 113%. En general; entre los 3 años de análisis, los aumentos en cantidad fueron mayores a los aumentos en el valor de exportación. 

Recordemos, sin embargo, que el crecimiento del PIB y en general la economía boliviana, es tan pequeña que sólo depende de 7 productos de exportación, el agropecuario y especialmente de la soya, que depende de 6 empresas que exportan el 95% del total exportado; el zinc, el plomo y la plata, que son básicamente la producción de una empresa (San Cristobal), el estaño (Huanuni y Colquiri) y el oro (cooperativas mineras). Por lo tanto, los que generan valor y exportaciones en la economía son demasiado pocos, por lo que dicha producción y excedentes benefician, también a muy pocos. 

Continuando con el informe, también se menciona la baja inflación reportada, que parece ser el dato estrella del modelo económico. La misma alcanza a 1,9% de tasa interanual a junio de 2022. 

Aclaramos, que las fuentes de un aumento en los precios, puede deberse a incremento de precios debido a una escases de productos en el mercado; una inflación vía costos, debido a un problema interno o a una inflación importada de insumos; o, a una reducción de la demanda (la gente no tiene la misma plata para comprar productos). 

Si revisamos las importaciones, en bebidas y alimentos en cantidad, de los 7 primeros meses de 2022 respecto a los mismos 7 primeros meses de 2021, resulta que importamos (-28%) menos; respecto al 2020 (-40%), y respecto al 2019 (-30%). Entonces, año que pasa, los bolivianos estamos comprando menos alimentos y bebidas. Adicionalmente, entre 2022 y 2021 resulta que los precios de importación en promedio, de alimentos y bebidas, son más caros en un 40,6%. 

Conclusión, cada vez importamos menos bienes de consumo a un mayor precio. Claramente, la baja inflación en gran parte es explicada por una disminución de la demanda. Por lo tanto, estamos atravesando una etapa recesiva, donde los ciudadanos bolivianos, destinamos menos dinero para nuestra alimentación a un precio claramente más elevado.

Queda claro que, si bien los discursos gubernamentales son exitistas, dudo mucho que los ciudadanos de a pie tengan la misma percepción que los políticos.

Por último, se hace mucho énfasis en el informe del FMI al tema cambiario y a las RIN. De estas últimas se dice que el 2024, tan sólo tendremos como 3.300 millones de dólares aproximadamente. Si las RIN bajan demasiado, el Estado no podrá cumplir con sus obligaciones en dólares (deuda externa) y tendrá que devaluar el tipo de cambio, independiente o no de la supuesta soberanía económica del país. 

Al respecto, resulta que entre el 5 de agosto y el 6 de septiembre (un mes), las reservas líquidas (dólares) bajaron de 1.258 millones de dólares a 759 millones. Hasta el 12 de septiembre se recuperaron, para llegar a 1.385 millones de dólares (aumento superior a 500 millones de dólares en 6 días. Esto da cuenta de la fragilidad del sistema, ya que ese monto (759 MM de usd) no alcanza ni para un mes de importaciones. Por supuesto, además, debemos saber que las reservas internacionales netas, pueden desaparecer en una semana, y por lo tanto, no son garantía de nada. 

En conclusión, vivimos con un modelo económico que ha dilapidado las principales fuentes de ingreso y producción del país. El aumento de las exportaciones es evidente; exceptuando el rubro de hidrocarburos, lo cual permite dar un respiro a la estabilidad de la economía, que lamentablemente no puede detener la caída de las reservas internacionales que, en realidad, podrían desaparecer en menos de dos semanas. Pero, además, dado que esos ingresos extras son para muy pocos y para los gastos del Estado, el pueblo boliviano y sus grandes mayorías, quedaron olvidados y expulsados de la generación de valor en la economía. Por estas razones, ahora, comemos menos y pagamos más, aunque la cifra de inflación sea mentirosa, como gran parte de los discursos políticos durante varios años.   



| M. Sc. Joshua Bellott Sáenz es economista.









Nombre

Actualidad Amalia Pando Cabildeo Cabildeo 1 Cabildeo 2 Cabildeo 3 Ciencia Consejos coronavirus2021 Crónicas del Narcotráfico Cultura Deportes Destacado DESTACADO 1 DESTACADO 2 Economía Economía Bolivia Galería de Fotos HISTORIAS DE GUERRA HISTORIAS DE GUERRA_TAIWAN Humor Informe Especial Amalia Pando Inter Internacional Cabildeo Lucha Libre Nicaragua Noticias Opinión subnacionales2021 Tecnología TITULAR ACTUALIDAD TITULAR coronavirus2021 TITULAR INTERNACIONAL TITULAR OPINIÓN TITULAR subnacionales2021 TITULAR TECNOLOGÍA TRILOGÍA DEL ENCUBRIMIENTO Últimas Noticias Vídeo de último momento Zulema Alanes
false
ltr
item
CABILDEO DIGITAL: EL FMI Y EL MODELO ECONÓMICO AGOTADO
EL FMI Y EL MODELO ECONÓMICO AGOTADO
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEgiQG45agT47E2UvqWjyCTbV-V2hC_2Ja76MPN59jq2BnmangRBbFZaiZI7SDVdZqA-li8eMsCE7T_GbF839-Bo9z72qJWZZOc1bib3jcD8NzkcMqCO0LY-2sTjP0yAWXMNdjReHwBYN4K9IlwQ1atfVQqpFL41mG1ppPEzcZlkEwU30nHZQtCYkRRS/w640-h640/JOSHUA%20BELLOT%20CABILDEO.jpeg
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEgiQG45agT47E2UvqWjyCTbV-V2hC_2Ja76MPN59jq2BnmangRBbFZaiZI7SDVdZqA-li8eMsCE7T_GbF839-Bo9z72qJWZZOc1bib3jcD8NzkcMqCO0LY-2sTjP0yAWXMNdjReHwBYN4K9IlwQ1atfVQqpFL41mG1ppPEzcZlkEwU30nHZQtCYkRRS/s72-w640-c-h640/JOSHUA%20BELLOT%20CABILDEO.jpeg
CABILDEO DIGITAL
https://www.cabildeodigital.com/2022/10/el-fmi-y-el-modelo-economico-agotado.html
https://www.cabildeodigital.com/
https://www.cabildeodigital.com/
https://www.cabildeodigital.com/2022/10/el-fmi-y-el-modelo-economico-agotado.html
true
51180123549186060
UTF-8
No se encontró ningún contenido Ver todo Seguir Leyendo Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Posts Ver todo Recomendado para ti Categoría Historial SEARCH Todos los posts No se ha encontrado lo que estabas buscando Back Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene feb mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic en este momento hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago hace más de 5 semanas Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Por favor comparte para desbloquear Copiar todo el código Seccionar todo el código Todo el código será copiado a tu clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy