LA BURGUESÍA AZUL (Versión aumentada, corregida y con VIDEO)

Por Amalia Pando.- 

Versión de LA BURGUESÍA AZUL para quienes prefieren escuchar las noticias .

NEGOCIOS AZULES, SALDOS ROJOS.

Inversoja arroja saldos en rojo, según publicó el pasado 14 de julio la ANF. Esta empresa fue usada por el MAS para hacerse de Gravetal en 2008, en una operación de lavado de un dinero que salió de la estatal venezolana, PEQUIVEN subsidiaria de PDVSA, para terminar en manos de la naciente burguesía azul boliviana. 

Inversoja es dueña del 99 % de las acciones de Gravetal, que hace una década fue la empresa soyera más próspera de Santa Cruz. Ahora en cambio el patrimonio de Inversoja está con signo negativo, menos 213 millones de bolivianos, tiene deudas inexplicables por 942 millones de bolivianos y una pérdida de 2,7 millones de bolivianos, datos al 2018.

DE “ LA CANCHA” AL TOP CRUCEÑO


En cambio, a Juan Valdivia Almanza, cabeza visible de esta operación, le fue bárbaro. En los últimos 10 años acumuló 65 millones de dólares en 14 empresas e inversiones inmobiliarias, según publicó en diciembre pasado ERBOL. En mayo de 2019, por ejemplo, compró el 50 % del Hotel Radisson en 20 millones de dólares y se convirtió en el representante importador de los vehículos Honda. 

Antes de 2008 lo más destacado en la vida empresarial de Valdivia Almanza fue una tienda de fertilizantes, Agrobol, en La Cancha de Cochabamba y lo mejor que le pasó en la vida fue ganar la diputación del MAS en Quillacollo, que fue el trampolín hacia su fortuna. 

Ese año memorable, 2008, Juan Valdivia Almanza, apareció con el 33,3 % de las acciones de Inversoja , junto a Sebastián Rivero Guzmán, y Juan José Ric Riera, que registraron igual porcentaje de participación accionaria. Inversoja, que nace con solo 100 mil bolivianos de capital, registra el 2013 la compra del 99 % de Gravetal por 82,6 millones de dólares. Los dueños del restante 1 % son el mismo Juan Valdivia Almanza y Katarina Gumucio Stanbuk. 

Sin embargo, la transferencia de Gravetal , según registra la Bolsa Boliviana de Valores, se produjo el 2008. Quiere decir que ese año cada uno de los socios tuvo que poner de sus respectivos bolsillos cerca de 28 millones de dólares, pero eso no ocurrió. 

En 2009, Juan Valdivia Almanza hizo una declaración jurada ante la Contraloría y reconoció un patrimonio de apenas 1.1 millón de dólares. Ocultó sus acciones en Gravetal. Esta pequeña omisión es el motivo de una demanda penal que en diciembre pasado le abrió el abogado Bernardo Montenegro, proceso estancado hasta ahora que intenta esclarecer el origen de la riqueza de 65 millones de dólares de este prominente miembro de la burguesía azul, acunada en el régimen de Evo Morales. ¿De dónde acumuló esos 65 millones de dólares? De Gravetal, ¿de dónde si no? 

DEL PALO A LA ZANAHORIA 

Los otros propietarios de Gravetal son también azules. Katarina Gumucio, la socia minoritaria, fue la delegada presidencial de Evo Morales en Cochabamba y gerente del canal de televisión Abya Yala que fue un “regalo” de Irán al entonces presidente Morales. 

Sebastián Rivero Guzmán, veterinario de profesión y ganadero beniano, es hermano de la ex ministra y diputada Susana Rivero, que fue un importante y leal cuadro del anterior gobierno. 

Juan José Ric, quien hasta el 2010 fue Gerente General de Gravetal, es hermano de Salvador Ric, empresario cruceño, ex ministro de Obras Públicas y ex embajador en el Uruguay del régimen pasado. 

En los primeros años de su gobierno, Evo Morales no gozaba de la simpatía de los empresarios y menos de los cruceños. Ric fue la punta de lanza para quebrar esa resistencia que duró hasta el 2009, cuando comenzó la persecución judicial por el Caso Terrorismo. Estando doblegados, Evo cambio el palo por la zanahoria y todo lo que le pidieron les dio, a cambio de lealtad o al menos neutralidad política. 

Pero en los tempranos días del 2008, el régimen no tenía mucho para escoger. Esto explica porque tuvo que enviar a un pequeño comerciante cochabambino que nunca antes había pisado un sembradío de soya como principal operador de Gravetal, empresa montada en 1993 por el colombiano Juan Manuel Osorio y convertida en la principal acopiadora y exportadora de Santa Cruz. 

¿DE DÓNDE SALIÓ LA PLATA? 

                                                                      Julio Montes

De la corrupción venezolana. Los actuales dueños de Gravetal no pusieron un peso, los 82,6 millones de dólares les cayó del cielo. Más bien dicho de un asalto a PDVSA planificado por Julio Montes, el embajador que llegó de Venezuela para importar, crear y desarrollar la burguesía azul. 

Montes llegó del brazo de Carlos Gill, empresario paraguayo-venezolano quien fue presentado en la vicepresidencia al encargado de los negocios del régimen, Alvaro García Linera. 

Carlos Gill Ramírez 

Gravetal debía ser el centro de un negocio en grande que apabulle y desplace a la tradicional burguesía cruceña. Primero, debían monopolizar el acopio de la soya; segundo, controlar el transporte del grano hacia la frontera con el Brasil a través del Ferrocarril Oriental; tercero, administrar los dos puertos de embarque, Puerto Busch y Puerto Tamarinero; cuarto, disponer de barcazas para el transporte fluvial hacia el puerto argentino de Rosario, y, finalmente, disponer de un corredor bioceánico.

MONTES HIZO LA MOVIDA

Empezaron por Gravetal que fue comprada en 2008 por la estatal venezolana de Fertilizantes, una empresa enorme, asentada en el puerto de Buenaventura – Colombia, llamada Monómeros Colombo-Venezolanos. Monómeros era una reciente adquisición de PDVSA a través de su petroquímica PEQUIVEN que compró el 100 % de las acciones en diciembre de 2006. 

Dos años después, Monómeros, por gestión del embajador Julio Montes, compró en Bolivia la empresa soyera Gravetal pero no tomó posesión de ella. Ahí entra en escena Carlos Gil que diseñó el proyecto de transferencia a los masistas locales. 

GILL Y LA PIGNORACIÓN

Era un favor al régimen, como lo fue la compra de cuatro medios de comunicación sin que Gill Ramírez estuviera interesado en ellos, posiblemente ni siquiera puso la plata, sólo debutó como un nuevo gran inversionista azul. Se sabe que esos medios estuvieron manejados directamente por la vicepresidencia. Gill nunca visitó esos canales y periódicos, como tampoco se apareció por Gravetal. 

Gill Ramírez diseñó los pasos a seguir y Montes con la vicepresidencia concretaron la transferencia a Inversoja, constituida por militantes de mucha confianza. Se usó la figura de “pignoración “ que quiere decir que Monómeros entregó a Inversoja el 100% de la administración de Gravetal, pero las acciones las tuvieron que devolver endosadas, como prenda de garantía, a nombre del verdadero dueño, Monómeros. Valdivia y asociados son pura fachada. 

En Santa Cruz, ni bien los colombianos abandonaron sus escritorios, la nueva administración de Gravetal retiró sin justificativo alguno un millón de dólares, monto que compensó las gestiones del embajador Julio Montes, quien fue suspendido de su cargo diplomático en 2009, pero su entusiasmo empresarial continuará al lado de Gill. 

¡CUIDADO!

Monómeros - les recuerdo que es una planta de fertilizantes que opera en la costa pacífica de Colombia- ahora está en una brutal crisis financiera y bajo el control del presidente encargado de Venezuela , Juan Guaidó, único reconocido por Colombia. Esto significa que en cualquier momento la gente de Guaidó puede aparecerse en Santa Cruz a tomar posesión de lo que les pertenece. Juan Valdivia Almanza lo sabe y esto explica el saqueo interno que está dejando saldos en rojo y que está llevando a la quiebra a la que fuera una pujante y rentable empresa. Lo propio hicieron en Venezuela con PDVSA, la más grande empresa estatal del petróleo de nuestra región, declarada en quiebra y de la que no queda ni su sombra. 

GILL Y OTROS 50 MILLONES 

A cambio de sus favores, Carlos Gill Ramírez recibió contratos del gobierno de Evo Morales por 50 millones de dólares y además consiguió el control de las dos empresas de ferrocarriles, Oriente y Andina, que en el gobierno de Sánchez de Lozada habían sido capitalizadas por una estadounidense y otra chilena, y, sin embargo fueron las únicas que Evo Morales no nacionalizó. La razón es evidente, estaban reservadas para el socio del régimen, Carlos Gill. Tanto es así que cuando el Grupo Luksic se negó a vender su 50% de la ferroviaria Andina, el gobierno le impuso una injustificable multa de ocho millones de dólares. Los chilenos entendieron el mensaje y transfirieron sus acciones a Gill. 

Gill Ramírez llenó sus bolsillos y los vagones del tren oriental con la soya de Gravetal y nombró al ex embajador Julio Montes como director de Ferrocarriles Andinos. 


TRES FRUSTRACIONES

Usó de su influencia política para obtener otros contratos y convenció a Evo Morales para que el Estado invierta algunos millones en proyectos que él podía aprovechar, como la compra de las barcazas chinas que se iban a usar para sacar la soya de Gravetal hacia el Atlántico. Pero las barcazas de 30 millones de dólares nunca llegaron al país. Gill se propuso traerlas y administrarlas, pero quedó en nada. 

Y, tampoco Gabriela Zapata, con su empresa Consillium y sus socios chinos, llegaron a ampliar y modernizar los puertos de la hidrovía por el rio Paraguay. Estaba en eso cuando estalló el escándalo de la CAMC y del hijo fantasma de Evo Morales. 

Gabriela Zapata, gerente de CAMC y novia de Evo Morales

Así mismo, el gobierno fracasó en su proyecto regional estrella, la construcción de una ruta bioceánica que una el Atlántico con el Pacífico. Un proyecto que daría muchos contratos a las constructoras de Gill Ramírez. A pesar del dinero gastado en gabinetes binacionales y mucha propaganda, los países vecinos concluyeron que no era rentable ni seguro atravesar por Bolivia. 

TRES CONTRATOS MILLONARIOS

Cerca a 1000 millones de dólares se destinaron a tres obras adjudicadas a dedo, por contratación directa, en las que Carlos Gill Ramírez participó como constructor de las obras civiles. 

El Teleférico costó más de 700 millones de dólares y su construcción estuvo a cargo de la empresa Cotienne, de Carlos Gill Ramírez. Lo propio ocurrió con las plataformas de regasificación de la planta de Rio Grande que costaron 137 millones de dólares y la instalación de los radares franceses por otros 127 millones de dólares. De estos 3 proyectos, Gill Ramírez se llevó contratos por 50 millones de dólares. 

El entonces senador Oscar Ortiz, actual ministro de finanzas, a tiempo de presentar estas cifras anunció una investigación a los negocios de Gill Ramírez, pero todo quedó en la lista de tareas pendientes. 

LA RUEDA DE LA FORTUNA 

Alvaro García Linera, desde la vicepresidencia fue el encargado de mover la rueda de la fortuna mientras Evo Morales se dedicaba a inaugurar canchas y viajar a cinco o más lugares en un mismo día. 

Posiblemente hubieron varias “ruedas de la fortuna”. Gabriela Zapata movió la de los chinos y Yacimientos siempre fue un negocio aparte, de muchos pero muchos millones de dólares, manejado por los sucesivos presidentes de la empresa en coordinación directa con Evo Morales. 

Pero el vicepresidente, García Linera, le puso un toque personal al hobby de hacer dinero sin trabajar: el miedo. 

Recuerdo a Eduardo Peinado Rivero negando su propia firma para salir de la cárcel. Peinado Rivero es hijo de un destacado dirigente empresarial paceño que fue cooptado por la vicepresidencia y nombrado viceministro de industrias para que siga sus instrucciones. 

En 2007 le dieron la tarea de instalar Papelbol, con un sobreprecio de más de 7 millones de dólares mediante una adquisición directa de una maquinaria obsoleta brasileña montada en Villa Tunari donde no había agua limpia ni la suficiente energía para que pueda funcionar. 

Acusaron a Peinado como el único responsable pero entonces circuló una carta de Peinado a García Linera, dejada en la vicepresidencia, en la que le informaba de la negociación con la empresa D’Andrea y le pedía su visto bueno para firmar el contrato. 

Después de sufrir los rigores de la cárcel de San Pedro, Peinado dijo que la firma en esa carta no era suya y tiempo después pudo obtener una detención domiciliaria, el proceso judicial se estancó y Peinado apareció trabajando en la empresa Jindal cuyos ejecutivos huyeron del país para no ser detenidos tras la ruptura del contrato para la explotación del Mutún.

El caso Papelbol, del año 2007, es importante porque fue el primero en poner en evidencia a García Linera como la principal cabeza de esa enorme maquinaria con fines de lucro que se montó desde el inicio de la gestión del MAS. 

Alvaro García Linera

Mostró también el modo de operar. Derrocharon ingentes recursos del Estado, alrededor de 4 mil millones de dólares, en inversiones sin estudios de factibilidad, contrataciones sin licitación, sin pies ni cabeza ni mercados, cuyo único sentido fue sacar una jugosa comisión. 

En los casos de empresas privadas ya establecidas, como PAT, Aérosur, Ametex, y SOBOCE, usaron la guillotina judicial para amenazar a sus propietarios, inclusive a madres e hijos, y también aplicaron multas extorsivas para obtener aportes o bien obligar a vender, regalar o abandonar una empresa. 

Durante 14 años, la burguesía azul fue concebida en todos los niveles de la gestión gubernamental, hay grandes y chicos. Todos parásitos del Estado que se amamantaron de los contratos con sobreprecios y coimas. Millones pasaron de las cuentas del Estado a cuentas particulares, eso permitió la acumulación originaria de capital, imprescindible para el nacimiento de cualquier burguesía. 


Melva Hurtado es otro gran ejemplo. Se trata de una dirigente indígena maltratada en la macha del Tipnis. Se pasó de bando y recibió del Fondo Indígena tres millones de dólares. Ahora es una afortunada burguesa azul. 

Si usted se pregunta por qué en este momento los hospitales están desbordados y hay muertos en aceras y calles, le respondo: porque el dinero para la salud se la llevó esa burguesía azul que defenderá a Evo Morales y Álvaro García Linera a capa y espada. Mejor dicho, a bala y dinamita.

Comentarios

Cabildeo2
Nombre

Actualidad Cabildeo Cabildeo 1 Cabildeo 2 Cabildeo 3 Consejos Crónicas del Narcotráfico Cultura Deportes Destacado Destacado 2 Economía Economía Bolivia Galería de Fotos Humor Informe Especial Amalia Pando Inter Internacional Cabildeo Lucha Libre Nicaragua Noticias Opinión Publicidad Redes Sociales Tecnología Titular Deportes Titular economía TITULAR OPINIÓN Últimas Noticias Vídeo de último momento
false
ltr
item
CABILDEO DIGITAL: LA BURGUESÍA AZUL (Versión aumentada, corregida y con VIDEO)
LA BURGUESÍA AZUL (Versión aumentada, corregida y con VIDEO)
https://1.bp.blogspot.com/-k72v28ZSw7Q/XyapVU89bxI/AAAAAAAAGBc/--t7rdCZ6dYpqvBX82KWFdQlQGyNN-QkwCLcBGAsYHQ/s320/896f4f64e2131ea45680674f7bf5a85c.jpg
https://1.bp.blogspot.com/-k72v28ZSw7Q/XyapVU89bxI/AAAAAAAAGBc/--t7rdCZ6dYpqvBX82KWFdQlQGyNN-QkwCLcBGAsYHQ/s72-c/896f4f64e2131ea45680674f7bf5a85c.jpg
CABILDEO DIGITAL
http://www.cabildeodigital.com/2020/07/la-burguesia-azul-version-aumentada-y.html
http://www.cabildeodigital.com/
http://www.cabildeodigital.com/
http://www.cabildeodigital.com/2020/07/la-burguesia-azul-version-aumentada-y.html
true
51180123549186060
UTF-8
No se encontró ningún contenido Ver todo Seguir Leyendo Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Posts Ver todo Recomendado para ti Categoría Historial SEARCH Todos los posts No se ha encontrado lo que estabas buscando Back Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene feb mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic en este momento hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago hace más de 5 semanas Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Por favor comparte para desbloquear Copiar todo el código Seccionar todo el código Todo el código será copiado a tu clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy