CUBA EN EL CENTRO DE MI ATENCIÓN “MATRIA Y VIDA”

Por: Jenny Ybarnegaray Ortiz | 

Desde el domingo 11 de julio no puedo dejar de ver ni pensar en lo que viene aconteciendo en Cuba. Pienso que esto tenía que suceder en algún momento y sucedió de manera inesperada para la mayoría de la gente, incluida yo misma. Parecía que el régimen castrista, vigente en la isla hace sesenta y dos años, era inconmovible, irrebatible, que era capaz de soportar tsunamis de toda índole sin apenas agrietarse. Sin embargo, sucedió, la gente no sólo salió a reclamar comida y medicinas, que buena falta le hace, sino a gritar LIBERTAD, a revertir el envejecido “patria o muerte” por una consigna vital y hermosa: “PATRIA Y VIDA”, aunque yo prefiero el vocablo MATRIA, a lo cual me referiré más adelante. 

Para empezar, aclaro la denominación, nombro al régimen vigente en Cuba como castrista, porque no lo puedo identificar como socialista, ya que la definición de diccionario (para no entrar en “profundas” diatribas) lo señala como:

“doctrina política y económica que propugna la propiedad y la administración de los medios de producción por parte de las clases trabajadoras con el fin de lograr una organización de la sociedad en la cual exista una igualdad política, social y económica de todas las personas”. 

Tampoco lo puedo denominar comunista porque, definición de diccionario, una vez más, comunismo significa: 

“doctrina económica, política y social que defiende una organización social en la que no existe la propiedad privada ni la diferencia de clases, y en la que los medios de producción estarían en manos del Estado, que distribuiría los bienes de manera equitativa y según las necesidades”. 

Nada de esto sucede en Cuba, ya que la propiedad y administración de los medios de producción está en manos de un partido (llamado comunista) que tenía como líderes a los Castro (Fidel y Raúl, principalmente), ninguno de los cuales fue trabajador (proletario) propiamente dicho sino militar. Su liderazgo, más allá de toda retórica, imprimió al régimen un sello personalísimo, en el que líder-partido-estado se constituyeron en una unidad. Si me equivoco, por favor, que alguien me muestre en qué parte de la teoría marxista se prevé esta particular composición.

Sinceramente, sin artilugios ¿alguien puede afirmar que Cuba es el paraíso socialista prometido hace más de 60 años? Y estoy hablando de hoy, de 2021, no de los años pasados ni los por venir, de este tiempo en el que se dio este estallido social. No, ¿verdad? Yo no niego que el llamado bloqueo o embargo estadounidense hizo lo suyo (estúpidamente) para impedirlo, es verdad. Pero, ¿es la única causa del desastre? Tampoco lo creo.

En noviembre pasado, el “Movimiento Cultural San Isidro” encendió la chispa, entonces nadie previó que podía suceder lo que aconteció el domingo en la isla. Lo de San Isidro parecía una movida aislada, de unos cuantos “jóvenes loquitos”, reclamando libertad de expresión y nada más; no obstante, miren a dónde llegamos, y es que en el fondo del asunto está una cuestión innegable: no se puede contener indefinidamente la libertad de ser y pensar de la gente. No se puede domesticar a todo un pueblo por siempre, no se puede hacer una revolución con obediencia ciega, no se puede destruir la capacidad creativa de la gente sin consecuencias.

Pero, no se equivoquen, no me provoca alegría lo que viene aconteciendo. Soy de quienes en los años setenta del siglo XX soñábamos con un mundo socialista (como reza la definición que copié más arriba), con un mundo de igualdad, justicia social, sin hambre, con derecho pleno a la educación y a la salud para toda la gente, sin excepción. Admito que, por algunos periodos, Cuba lo logró, que sus indicadores sociales eran envidiables, probablemente aún lo sigan siendo en comparación con otros países del continente; sin embargo, en un país con régimen cerrado como el cubano, no hay manera de contrastar cara/cruz de la información. La palabra oficial es la única que vale, se difunde, se conoce. Por eso, me permito preguntarme ¿cuánto de lo que conocemos como logros de la revolución es real y cuánto es publicidad? No lo sabemos.

Ahora bien, aun cuando dichos indicadores fuesen reales, al parecer todo eso hoy ya no funciona, el pueblo cubano ya no tiene bienestar, ni siquiera relativo, y el régimen no se lo puede proporcionar, ha fracasado, sobre todo, porque no es capaz de garantizar a la gente lo más básico de lo básico, la alimentación . Además, el grave problema es que logró esos indicadores al costo de la libertad de su pueblo y con subvenciones extranjeras, primero las soviéticas y más recientemente las venezolanas, con las remesas que envían los “malditos gusanos” a sus familiares, con la plusvalía que arrebata el estado a los profesionales que envía en misiones a otros países . Por eso, Cuba duele.

¿Cuándo es que un proceso revolucionario deja de serlo? Pues, desde mi punto de vista, cuando se estanca, cuando se anquilosa, cuando cada día es más de lo mismo y nada nuevo ofrece. Cuando las prohibiciones superan a las permisiones, cuando la gente deja de soñar y empieza a repetir consignas, cuando los dogmas no admiten réplica, cuando los artistas dejan de crear y se dedican a cumplir encargos. Y yo pienso que eso, precisamente, fue lo que pasó con la revolución cubana hace mucho, muchísimo tiempo; pero, nosotros, gente de izquierda, no lo quisimos ver, no lo pudimos ver, nos quedamos con la foto estática del triunfo de la revolución en 1959 y ya no quisimos ver la película completa.

Durante el régimen de Batista se vivieron atrocidades en Cuba, es innegable. Vino la revolución, y se suponía que todo eso iba a cambiar. Pero, la revolución cubana tiene para con su gente demasiadas promesas incumplidas. Entre otras, prometió que esa isla jamás volvería a ser el prostíbulo de los yanquis, y miren ustedes que sí lo volvió a ser, tristemente, quizás ya no tanto de los yanquis, sino de los turistas de todo el mundo que la visitan desde que se abrió al turismo, su principal industria, tras el “periodo especial”. Desde los años noventa supimos de las “jineteras” deambulando alrededor de los hoteles de cinco estrellas (inversión extranjera), muchachitas (y muchachitos) a quienes esos turistas (y no solamente ellos) pueden cogerse por un mísero pago en especie, quizás un shampoo o una baratija de bisutería, o unas monedas a cambio. Y esto sucede a  vista y paciencia del sacrosanto estado revolucionario.

Aunque existen precedentes –como me lo hicieron notar algunos lectores de mi página en Facebook– de notables feministas que ya a principios del siglo XX incorporaron en el ideario socialista la cuestión femenina (para llamarla de algún modo), en ese mundo socialista soñado en los setenta por nosotros, al menos para mí, no cabía el feminismo, ni siquiera asomaba por los márgenes. Esta cuestión siempre resultó marginalizada en los proyectos del “socialismo real”, para cuando se resolviera “la contradicción principal”, decían. En tanto que hoy, para mí, en estos años veinte del siglo XXI, el feminismo es la causa que más me convoca, es el “cuarto propio” que he encontrado después de décadas dedicando mi pensamiento y mis acciones a otras causas justas. Así es que, ahora me voy a referir a ese vocablo que tanto incomoda a alguna gente: la MATRIA. Me van a disculpar que recurra a una fuente tan poco académica como Wikipedia para ofrecerles una definición, es la primera que encontré:

“Matria, es un neologismo utilizado por escritoras como Virginia Woolf, Isabel Allende y Christa Wolf para representar la reconstrucción del término patria, lógica que ya mencionaba Plutarco en la antigua Grecia y que en el siglo XVII era referido en la lengua castellana por derivarse ésta de la propia tierra. Para Miguel de Unamuno, tal término evocaría la feminización de los atributos asociados a la nacionalidad, misma lógica que planteaba Jorge Luis Borges al referirse metafóricamente a la «naturaleza-madre».

En la antigüedad clásica fue utilizada para hacer referencia a la propia tierra del nacimiento y del sentimiento. A lo largo del tiempo se mantiene gracias a la tradición literaria y poética, principalmente en las lenguas gallega y portuguesa. Edgar Morin la emplea al referirse a la matria Europa, mientras Miguel de Unamuno lo usó para referirse a la matria vasca. Julia Kristeva identifica este término con «otro espacio» que no tiene que ver con la tierra de nacimiento, ni con la legitimación de cualquier Estado, sino con un lugar interior en el que crear un «cuarto propio».

También el término es utilizado con frecuencia por pueblos indígenas de América, como los mapuches, aymaras o quechuas. Donde se refiere matria al sustituir patria, por la nación donde la base es la mujer.

El antropólogo Andrés Ortiz-Osés contrapone la patria española a la matria vasca para intentar explicar el origen de la violencia etarra, mientras que desde una mirada feminista, la filósofa Victoria Sendón de León lo identifica con una relectura nueva y posible de viejos conceptos como identidad, raza, lengua, religión, tradición o sexo” .

Pues bien, decía al inicio de esta nota que prefiero el vocablo matria al de patria para acompañar esto que viene sucediendo en Cuba, y es que pienso que todo movimiento orientado al cambio necesita tocar las raíces y que el nuevo socialismo –o como se lo llame en el futuro, que no es el “socialismo Siglo XXI” al que se adscriben los partidos y las corrientes políticas que están implantando gobiernos autoritarios en nuestro continente en los últimos tiempos– tiene una deuda histórica para con nosotras, las mujeres. 

Volviendo a lo acontecido en Cuba el domingo 11 de julio, mucha gente me reclamó por mi falta de empatía con los logros de la revolución cubana, cosa que no es cierta, porque he admirado y envidiado por mucho tiempo lo que allí pasaba. Pero, lo cierto es que, desde el triunfo de la revolución cubana ya pasaron ¡62 años!, ¡más de medio siglo! ¿Y, cuál es el resultado HOY? El domingo salió mucha gente a las calles, según algún reporte que vi, en cuarenta o cincuenta municipios, no fue una cosa aislada, y lo que demandaba la gente era LIBERTAD (lo que sea que por ello entienda cada quien). Yo no creo que esta movilización sea simplemente lo que dice el régimen, veo en los vídeos gente de carne y hueso, en muchos casos más hueso que carne. Todo lo que veo me lleva a la conclusión de que el régimen ha fracasado ¿culpa del embargo? ¡Seguramente! Pero, no solamente, sino de la incapacidad del gobierno para confiar en la capacidad de la gente para encontrar soluciones a sus problemas cotidianos, los problemas colectivos tanto como los individuales, manteniendo un yugo férreo ¡todo bajo control! Por eso, reitero, pienso que lo que lo que sucedió, tenía que suceder, no se puede mantener a la gente bajo control por siempre.

Cuando el pueblo se levanta, cualquier gobierno debería abrir los oídos, escuchar, rectificar. Pero eso, al parecer, no está pasando en Cuba, al contrario, se pusieron más duros, el presidente Miguel Díaz-Canel llamó a la confrontación, a combatir las protestas con las fuerzas del orden y la militancia comunista. ¿Acaso así se resolverán las carencias por las que la gente tomó las calles? Durante la semana, el gobierno anunció medidas paliativas como permitir la importación directa de alimentos y medicinas sin aranceles. Entonces, me pregunto ¿en qué medida el gobierno cubano es responsable de las carencias que denuncia la gente y en qué medida lo es el terco e inútil bloqueo gringo?

Pienso que la mejor respuesta de los gringos frente a esta crisis debería ser levantar de inmediato el inútil (para sus fines) bloqueo. Si, desde la perspectiva de alguna gente, el bloqueo gringo es la “gran excusa” del régimen castrista para perpetuarse en el poder, la gran pregunta es ¿podrá sobrevivir el régimen después de que se levante el embargo? Probablemente no, menos aún SI el grito de la gente movilizada es por LIBERTAD. Pero, eso está lejos, muy lejos de los planes del imperio. De modo que esta situación tiende a tensionarse cada vez más.

Yo no escribo para la academia, ni pretendo ofrecer un ensayo riguroso con datos, cifras y fechas, con citas entrecomilladas. Lo único que pretendo, al poner mis ideas en letras, es resolver mis propias contradicciones, encontrar la salida de este laberinto. Algunos de mis amigos me cuestionan porqué me ocupo con tanto interés por Cuba hoy y nada dije el año pasado frente a los estallidos sociales sucedidos en Chile, Ecuador y Colombia. Mi respuesta es simple, y es que nunca visualicé a esos países como paradigmas de sociedades deseadas, en cambio sí a Cuba, y lo que allí sucede me llama la atención. No tengo afinidad ideológica alguna con los actuales gobiernos de Colombia y Chile, pero tampoco tengo afinidad alguna con los de Nicaragua, Cuba y Venezuela, porque no veo el mundo en blanco y negro.

No niego que me provoque pena pensar en algunos de mis amigos, en aquellos con quienes quisiera congraciarme porque fueron entrañables, y lo siguen siendo a pesar de nuestras diferencias actuales. Pienso, por ejemplo, en mi amigo que hace tanto tiempo cogió su maletita cargada de títeres y llegó a Managua donde hizo familia, donde logró realizar su sueño titiritero, y no me cabe en el corazón ni en la cabeza una explicación válida para comprender cómo es posible que continúe apoyando a Ortega y Murillo, justamente a quienes corrompieron la revolución sandinista al punto de hacer un giro de 360 grados, para convertirse en aquello mismo contra lo que combatieron hace tantos años atrás, con un costo de cincuenta mil muertos, además. Pienso también en mi amiga venezolana, una muchachita que conocí allá por los años ochenta, si mal no recuerdo, con sus cabellos lacios y sus ideas enruladas, y tampoco entiendo cómo puede seguir apoyando incondicionalmente a Maduro, a ese chavismo criminal responsable de la debacle de un país tan hermoso como Venezuela, hoy hecho ruinas, con millones de exiliados. Pienso en decenas de amigos y amigas, con quienes pasé tantas y tantas noches de guitarreada, compartiendo tragos, penas y alegrías, sueños e ideas, y hoy son masistas obsecuentes, gente con quien nada tengo que intercambiar. Pero, qué se le va a hacer, una no puede contentar a todo el mundo; cuando se ha roto la magia, cuando la evidencia nos muestra que ya no vamos a cambiar el mundo, que lo más que podemos hacer es vivir haciendo lo que mejor sabemos hacer con honestidad, esas amistades entrañables terminan guardadas en el baúl de los recuerdos más preciados, y seguimos para adelante con lo que nos toca vestir, hacer, pensar y sentir. 

¿Logrará la humanidad alcanzar algún día un estado de bienestar general que logre equilibrar justicia social y libertad? Ojalá, me temo que no lo veré, porque lo que ofrece el mundo capitalista tampoco me satisface, la grosera acumulación de miles de millones de dólares/euros/yenes o lo que fuere en manos de unos pocos frente a la miseria y la pobreza de la mayoría de la gente en este planeta y, además, a costo de su destrucción, tampoco me alegra. 

Sea lo que fuere que vaya a suceder de aquí en adelante, pienso que esto no tiene vuelta atrás, que lo pueden reprimir y esconder por un tiempo quizás, pero que estallará más temprano que tarde, con fuerza devastadora, porque el régimen castrista ya es insostenible.


Comentarios

Nombre

Actualidad Cabildeo Cabildeo 1 Cabildeo 2 Cabildeo 3 Consejos coronavirus2021 Crónicas del Narcotráfico Cultura Deportes Destacado Destacado 2 Economía Economía Bolivia Galería de Fotos Humor Informe Especial Amalia Pando Inter Internacional Cabildeo Lucha Libre Nicaragua Noticias Opinión Publicidad Redes Sociales subnacionales2021 Tecnología TITULAR ACTUALIDAD TITULAR CIENCIA TITULAR coronavirus2021 Titular Deportes TITULAR ECONOMIA TITULAR INTERNACIONAL TITULAR OPINIÓN TITULAR subnacionales2021 TITULAR TECNOLOGÍA Últimas Noticias Vídeo de último momento
false
ltr
item
CABILDEO DIGITAL: CUBA EN EL CENTRO DE MI ATENCIÓN “MATRIA Y VIDA”
CUBA EN EL CENTRO DE MI ATENCIÓN “MATRIA Y VIDA”
https://1.bp.blogspot.com/-QTmKFlDO2yA/YPWJtay8AlI/AAAAAAAAsVs/9UbZz3hhrsU7NhkN7AK0zSCs6G1h7_HBwCLcBGAsYHQ/w640-h502/Jenny%2BYbarnegaray%2BCABILDEO%2BDIGITAL.jpg
https://1.bp.blogspot.com/-QTmKFlDO2yA/YPWJtay8AlI/AAAAAAAAsVs/9UbZz3hhrsU7NhkN7AK0zSCs6G1h7_HBwCLcBGAsYHQ/s72-w640-c-h502/Jenny%2BYbarnegaray%2BCABILDEO%2BDIGITAL.jpg
CABILDEO DIGITAL
http://www.cabildeodigital.com/2021/07/cuba-en-el-centro-de-mi-atencion-matria.html
http://www.cabildeodigital.com/
http://www.cabildeodigital.com/
http://www.cabildeodigital.com/2021/07/cuba-en-el-centro-de-mi-atencion-matria.html
true
51180123549186060
UTF-8
No se encontró ningún contenido Ver todo Seguir Leyendo Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Posts Ver todo Recomendado para ti Categoría Historial SEARCH Todos los posts No se ha encontrado lo que estabas buscando Back Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene feb mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic en este momento hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago hace más de 5 semanas Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Por favor comparte para desbloquear Copiar todo el código Seccionar todo el código Todo el código será copiado a tu clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy