¡CON LAS NIÑAS NO TE METAS! Pederastia en el palacio de Evo con la complicidad de su entorno y de las mujeres del MAS.


Por Jenny Ybarnegaray ortiz.-

“Quiero escribir, pero me sale espuma,
quiero decir muchísimo y me atollo;
no hay cifra hablada que no sea suma,
no hay pirámide escrita, sin cogollo”.

(Intensidad y altura, Cesar Vallejo, 1892-1938)

En primer lugar, quiero dejar plenamente establecido que aquí hablo en primera persona, que no represento a nadie más que a mí misma, y que lo hago desde mi posición de feminista frente a quienes hoy nos señalan a todas como encubridoras, como lo hace la periodista Lupe Cajías, por ejemplo[1].

Hace algunos días se hizo público “el caso” de una “relación” del expresidente Morales con una muchacha a la que aventaja varias décadas en edad (podría ser su nieta) y, mucho más que eso, aventaja también en poder, dinero, mañas, historias conocidas y desconocidas. Desde ese lugar, desde la prerrogativa que todo ello supone, no ha lugar la palabra relación, que supone “correspondencia, proporción o equivalencia de algo con otro elemento o cosa”, lo que existe es, simple y llanamente, una acción de abuso de poder de una parte hacia la otra, es decir, de Morales respecto de la muchacha.

ES ESTUPRO, AL MARGEN DE QUIÉN LO DIGA

Para alguna gente que por lo general, y sobre todo, tiene algún grado de afinidad con el poderoso, resulta ser que el problema no es el hecho mismo sino quién lo hizo público y la forma como se manejó la información. En esa misma línea se inscriben quienes sentencian que “toda persona es inocente mientras no se le demuestre lo contrario”. 

Voy a responder primero a estas personas. Les diré que tengo en cuenta quién fue la persona que “destapó” el entuerto, que doy por supuesto que lo hizo con intenciones e intereses que nada tienen que ver con empatía hacia la muchacha, y que no soy ingenua ni ciega frente al uso que de ello está haciendo mucha gente a la que sólo le interesa el escándalo porque supuestamente le resulta favorable a sus mezquinos y ruines intereses políticos. 

“CON MIS HIJOS NO TE METAS”

Entre otros (y otras) están quienes han estado levantando por ahí la consigna “con mis hijos no te metas” y que ahora no tienen el menor pudor al “meterse” con la hija de alguien. Y a quienes enarbolan el principio jurídico de presunción de inocencia también hay que responderles, diciéndoles que aquí aún no se trata de un juicio penal, que lo que se está ventilando por las redes sociales es un juicio moral, al que toda sociedad tiene derecho, más aún cuando el sujeto en cuestión resulta ser alguien que ostentó el poder absoluto en este país por tanto tiempo, y que si esto se da así es porque existen demasiados indicios de verosimilitud del hecho, que la persona sobre quien pesa ese juicio moral ha dado demasiadas señales, sobre todo durante su larguísimo periodo como presidente de este país, como para dar por hecho que lo que se ventila por la prensa y las redes es perfectamente creíble.

Meme 2018 - J. Ybarnegaray

“EVO CUMPLE”

Lo que me provocó la noticia fue una inmediata sensación de repulsión, de asco, porque, aun cuando “se sabía” de esas “aficiones” del mandamás, no había salido hasta ahora a la luz pública un hecho así de concreto, así de evidente (por mucho que lo quieran disimular ahora). 

Durante sus años de mandato lo escuchamos decir, dizque en son de “broma”, frases como que por donde pasa Evo, las mujeres (ahora entendemos, las niñas, en realidad) inscriben en sus panzas la frase “Evo cumple”, o que su sueño al terminar su gobierno era retirarse a su chaco en el trópico de Cochabamba “con una quinceañera”. Entonces ¿por qué no habríamos de creer que lo anoticiado fuese verdad? Es perfectamente coherente. Es más, hubo decenas de rumores de que esto venía aconteciendo desde hace mucho tiempo.

INMADURO E IMPOTENTE

Me repugna su comportamiento, en primer lugar y en primera persona, él es responsable de sus actos. Puedo intentar proyectar un perfil psicológico de Morales, algunas personas ya lo han hecho; aun cuando considero que hacerlo sin tener acceso al sujeto en concreto, a sus historias y confesiones, resulta un atrevimiento, lanzo aquí algunas ideas que pueden refrendarse en la literatura de las psicopatologías. 

Los personajes como él suelen ser emocionalmente inmaduros, incapaces de establecer relaciones equitativas con otras personas, particularmente en el ámbito sexual, más allá de sus inclinaciones hacia su propio sexo (homosexualidad) o hacia el otro (heterosexualidad). 

Su incapacidad para ello los conduce a buscar satisfacción allá donde la otra parte no pueda cuestionarlos, en este caso, en niñas-adolescentes que no han tenido experiencia previa; probablemente, este sujeto en particular, sea sexualmente impotente, esto lo deduzco de su propio lenguaje verbal y corporal, nadie que no lo sea tiene esa necesidad compulsiva de verbalizar permanentemente su “potencial sexual”. Pero, aquí lo dejo, porque no es mi intención llevar este asunto al ámbito del morbo del que tanta gente goza.

ADEMÁS VIOLENTO

Si a ello se agrega su inclinación por la violencia (lo ha demostrado a lo largo de toda su vida), o su conducta ambivalente (“dos caras”) que pude conocerle cuando trabajaba en el programa de desarrollo alternativo en el Chapare hace muchos años –por ejemplo, cuando lo escuchaba arengar frente a “sus bases” en contra del programa y por la noche se lo veía jugar partidas de paleta frontón con los jefes de los proyectos, diciéndoles “jefe, me vas a disculpar, yo sé que ustedes hacen buen trabajo, pero si lo digo frente a mi gente, ya no me van a creer”–, el plato está servido. 

Alguna gente me cuestiona, con razón, por qué voté por él conociendo ese rasgo particular de su personalidad, respondo sin apocamiento que lo hice porque pensé que él podría reprimir esa tendencia en la circunstancia de no requerir del doble discurso. Me equivoqué, lo sé, no la reprimió, la llevó al extremo, por ejemplo cuando salió frente a la prensa a señalar que en los acontecimientos de Chaparina (conflicto TIPNIS) se había “roto la cadena de mando”, cuando él mismo fue quien ordenó la represión.

ENTORNO PALACIEGO ENCUBRIDOR 

Ahora bien, como dice el refrán, “la ocasión hace al ladrón”, y Morales encontró en su posición de poder la ocasión perfecta para dar rienda suelta a todas sus mañas y a todos sus vicios. 
Pero, esto no hubiese sido posible sin un entorno propicio, por eso hago referencia a otro refrán: “Dios los cría y el Diablo los junta”; Morales se rodeó (o fue rodeado) por una camarilla de gente más inteligente que él, gente que nunca hubiese llegado al poder sin arrimarse como sanguijuelas a la piel del ídolo de barro que crearon, haciéndole creer que era el “número uno”, “el primer presidente indígena” del continente, un fenómeno que nace cada cien años (Gabriela Montaño dixit), el insustituible. Ese entorno todo le permitió, todo le apañó con tal de mantenerse ahí y reproducir su poder hasta la eternidad (ese era su sueño).

De “los hombres del presidente”, nada me sorprende, probablemente sean iguales o peores que él, muchos de sus correligionarios dieron muestras de ello, como Domingo Alcibia en la Asamblea Legislativa Departamental de Chuquisaca (quien, con la complicidad de Humala, fuere filmado en pleno acto de violación a una trabajadora de esa repartición), o Justino Leaño (diputado masista condenado a 23 años de cárcel por violar a su hija desde los 5 años de edad, y que logró fugar de su “arresto domiciliario”), o su gran amigo Percy Fernández (alcalde cruceño abusador y mete-mano), sólo para dar tres ejemplos. 

Meme "Galería de delincuentes" 2014 - J. Ybarnegaray

LAS COMPLICES IMPERDONABLES

En cambio, de las masistas, me provoca indignación absoluta, mujeres como Julieta Paredes que de feminista se convirtió en publicista del régimen, o Gabriela Montaño que ahí estuvo, cerquita de Morales, en el Chapare, en México y en Buenos Aires, mientras supuestamente él abusaba de esa muchacha, y nada dijo, nada hizo para impedirlo (al menos que se sepa públicamente), incondicional al caudillo, o de Martha Noya, exdirectora (en realidad, dueña) del Centro Juana Azurduy de Sucre, actual candidata por el MAS, que ante estos hechos conocidos guarda silencio absoluto. Ellas, al igual que las que rodean/rodeaban a tipos tan repugnantes como Percy Fernández, nos recuerdan la célebre frase de Simone de Beauvoir "El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos". En fin, podría continuar nombrando a decenas de mujeres con las que tuve amistad en el marco de las luchas por los derechos de las mujeres durante tantos años y que ahora guardan silencio, que salen por los fueros de la defensa de la identidad de la muchacha o, lo que es peor aún, que continúan defendiendo al caudillo.

Mención aparte merece la Confederación de Mujeres Indígenas, Originarias y Campesinas “Bartolina Sisa”, una organización creada a fines de los años ochenta, en acto de rebeldía en contra del machismo de sus compañeros de la CSUTCB, quienes las confinaban a las cocinas de los congresos para que les sirviesen de rancheras mientras ellos deliberaban, y que creció para convertirse en la organización más fuerte y representativa de su sector en los años noventa y principios de los dos mil, hasta formar parte, con voz propia, del Pacto de Unidad y de la CONALCAM. Cuando trabajé en el trópico de Cochabamba, durante el primer lustro de los años noventa, me tocó apoyar e impulsar la organización de los primeros sindicatos de mujeres de la región, fue una experiencia inolvidable, llena de contratiempos, pero ¡lo lograron! 

Años después, poco antes de que asumiese el MAS, desde la cooperación alemana donde trabajaba por entonces, apoyé la realización de del Seminario-Taller “Mujeres Indígenas, Originarias, Campesinas y Afrodescendientes hacia la Asamblea Constituyente”, promovido por el Viceministerio de la Mujer, a la cabeza de Teresa Canaviri, y del Viceministerio de Asuntos Indígenas (no estoy segura ahora del nombre), conducido por María Eugenia Choque (posterior presidenta del TSE); ese evento fue muy aleccionador para mí, pude testimoniar el deseo de independencia de esas mujeres, su rechazo a la “intermediación” de las ONG y otras instituciones y personas “clasemedieras”, al punto que algunas de ellas nos espetaron a Elizabeth Salguero y a mí diciéndonos “hijas de Olañeta”; fue chocante en ese momento, pero posteriormente entendí el mensaje y me mantuve al margen.

FUNCIONALES AL ABUSO 

También me tocó trabajar con algunas de sus dirigentes durante los primeros años del gobierno de Morales, en la Asamblea Constituyente y en otros espacios de debate. De modo que, reconozco que hice mal cuando hace unos días, en un arranque emocional, escribí en mi muro de Facebook “(Dirigentas) Bartolinas alcahuetas, ¿dónde dejaron su dignidad, si alguna vez la tuvieron?” (entre paréntesis, lo corregido). Hice mal, sobre todo, porque dio lugar a sinfín de comentarios, algunos de los cuales rayan con el racismo que tanto aborrezco, venga de quien venga y hacia quienquiera que esté dirigido. 

Sin embargo, mantengo mi reclamo, me pregunto ¿cómo fue posible que esta organización, nacida de la rebeldía de esas mujeres, terminara siendo absolutamente funcional y cómplice de los abusos cometidos por el caudillo hacia las mujeres durante tanto años de gobierno? La pregunta tiene, seguramente, muchas explicaciones, pero no voy a ahondar en ello en esta nota.

PEDERASTIA 

En todo caso, lo que me parece aberrante es suponer que algunas, quizás muchas, no sé si todas sus líderes, hayan servido de manera tan incondicional a Morales que si no le facilitaron, al menos miraron para otro lado cuando él “elegía” chiquillas para que diese rienda suelta a su pederastia.

Sí, digo pederastia y no pedofilia porque “la palabra pederastia es la apropiada para referirse al abuso sexual que se comete con niños, y no pedofilia o su variante paidofilia, que alude únicamente a la atracción erótica o sexual que una persona adulta siente por los niños, aunque no abuse de ellos”[2]; porque, si el acto de poder (que no es “relación”, reitero) de Morales en contra de esa muchacha a la que no nombro por respeto, comenzó supuestamente cuando ella apenas tenía 14 años, el delito debiera ser calificado de esa manera. 

Lo mismo vale para otros casos que empiezan a salir a la luz, a pesar de las muchas sombras que se ciernen en torno a ellos. Ya se lo vio cuando el “asunto” de Gabriela Zapata Montaño adquirió características de escándalo, mujer hoy presa por haber falsificado un certificado de nacimiento (o no recuerdo qué delitos más) y no por haber servido de intermediaria de CAMC para que esa empresa obtuviese millonarios contratos (estafas) del gobierno de Morales.

CORTINA DE SILENCIO EN EL FORO DE SAO PULO

En el concierto internacional, grupos como el “Foro de Sao Paolo” y otros conciliábulos que prohíjan a Morales porque bien conviene a sus intereses, también levantan una cortina de silencio alrededor de estos hechos, y así resultan cómplices de sus actos. Yo no sé qué pasó con la izquierda latinoamericana, aquella que en los años sesenta, setenta y ochenta del pasado siglo impulsó procesos políticos orientados a lograr la justicia social, la equidad, la igualdad entre las personas y entre los pueblos. 

Sus desvaríos, como la defensa obsecuente de regímenes autoritarios como los de Morales, Maduro y Ortega, han mandado por el despeñadero el ideario de generaciones que creímos y luchamos por un mundo mejor; han dado lugar a que los sectores más reaccionarios de las sociedades, los siempre privilegiados grupos oligarcas que hicieron de estos países sus ranchos, que se apropiaron de cuanta riqueza prodigó la naturaleza y el trabajo de millones de obreros, campesinos y profesionales por décadas, saquen hoy sus cabezas para denunciar al “comunismo” (en esa palabra simplifican todo lo que odian, todo lo que denuncia sus ambiciones ilimitadas), y nos deja a quienes seguimos aspirando utopías por un mundo mejor, en el brete, poniéndonos en el mismo rasero que esos “intelectuales” que hace tiempo dejaron de pensar para nada más coludirse con el poder y sacar provecho personal del mismo.

EL PRUDENTE SILENCIO 

Organismos internacionales de impulso y defensa de los derechos humanos de la niñez y de las mujeres, como UNICEF y ONU-Mujeres, también guardan “prudente” silencio al respecto. He trabajado por muchos años en ese tipo de organizaciones como para entender que su “prudencia” responde a protocolos de conducta impuestos en sus normas. Pero, nada les impide al menos pronunciarse demandando (si no coadyuvando) investigación y justicia, poniendo sobre la mesa los principios que inspiran sus acciones, aunque fuese genéricamente y como acto testimonial.

USOS Y COSTUMBRES

También he leído argumentos referidos a la (in)cultura, señalando que en los pueblos indígenas, esas relaciones (entre hombres mayores y niñas/adolescentes) son frecuentes, o que esas “malas costumbres” (como el “derecho de pernada”) fueron traídos a estas tierras por los colonizadores españoles, o que en el oriente boliviano eso es “muy normal”, todo lo cual me parece absolutamente inaceptable, porque nada hay más pernicioso para una sociedad que contemplar impávida cualquier tipo de violencia sin hacer algo para frenarla. Estamos en el año 2020, no en el siglo XVI, por lo tanto, ninguna referencia a quinientos años atrás justifica lo que hoy vivimos; mucho hemos avanzado en el reconocimiento de los derechos de las mujeres como para encontrar en la historia las raíces de lo que observamos y darlo por sentado. Resulta útil como ejercicio académico, pero es inadmisible encontrar allí las justificaciones a actos que hoy tienen estatuto de delitos penales.

CRIMEN CON CASTIGO


Mi amiga Elizabeth Landaeta ha escrito (27/08/2020) en mi muro de Facebook:

“Esta degradación no es nueva, pero por los azares de la política ahora se manifiesta como una bola de fuego. Ésta es una realidad tristemente cotidiana, que se da a lo largo de nuestra historia en los pasillos del macro y el micro poder... No olvidemos lo que conquistadores, luego curas y latifundistas hicieron con las vírgenes indígenas, después, pese al manto de la revolución del 52, los "niños bien" de las ciudades con las niñas y adolescentes incorporadas al servicio doméstico, algo vigente hoy. Criollos y mestizos, caciques y comerciantes prósperos de pueblos y ciudades practican la pedofilia y el estupro en Bolivia. 

Hoy la condena masiva contra el caudillo pedófilo debe servir, ante todo, para que la impunidad se acabe, este crimen tenga castigo y el consentimiento social de esta práctica sea visto como lo que es, la expresión más degradada de nuestra sociedad. Si esta bola de fuego se queda en el miserable juego de una vendetta política no habremos logrado nada”.

Hago mías sus palabras, ojalá que todo esto sirva también para sacar a la luz “usos y costumbres”, abusos y delitos cometidos cotidianamente; pero, por ahora, pongo mi atención prioritaria en “el caso”, pienso que no hay perdón para Evo Morales, hoy rodeado de un séquito de abogados como Baltazar Garzón (¡nada menos, el que acusó internacionalmente a Pinochet y así se hizo famoso!), que rebuscan en las normas lo que podría favorecerle y encuentran las más retorcidas formas que la jurisprudencia les otorga para liberarlo de culpas como las del fraude electoral de 2019, y que seguramente ya están armando el andamiaje “leguyelesco” que requiere para exculparlo también de esto.

Si esas estrategias tuviesen éxito, al menos que le condene de por vida el juicio moral que le hacemos hoy quienes no callamos ni contemplamos con impavidez lo que acontece, porque 
¡A las niñas no se las toca, no se las usa ni se las abusa, no se las golpea ni se la mata!

Comentarios

Cabildeo2
Nombre

Actualidad Cabildeo Cabildeo 1 Cabildeo 2 Cabildeo 3 Consejos Cultura Deportes Destacado Destacado 2 Economía Economía Bolivia Galería de Fotos Humor Informe Especial Amalia Pando Inter Internacional Cabildeo Lucha Libre Nicaragua Noticias Opinión Publicidad Redes Sociales Tecnología Titular deportes Titular economía Últimas Noticias Vídeo de último momento
false
ltr
item
CABILDEO DIGITAL: ¡CON LAS NIÑAS NO TE METAS! Pederastia en el palacio de Evo con la complicidad de su entorno y de las mujeres del MAS.
¡CON LAS NIÑAS NO TE METAS! Pederastia en el palacio de Evo con la complicidad de su entorno y de las mujeres del MAS.
https://1.bp.blogspot.com/-LRgfxqUvSiA/X0zp7-nwSaI/AAAAAAAAG9k/kWCaXk6M0EY1y-pYKwKkxpshSIH4r18OACLcBGAsYHQ/s640/WhatsApp%2BImage%2B2020-08-31%2Bat%2B08.11.58.jpeg
https://1.bp.blogspot.com/-LRgfxqUvSiA/X0zp7-nwSaI/AAAAAAAAG9k/kWCaXk6M0EY1y-pYKwKkxpshSIH4r18OACLcBGAsYHQ/s72-c/WhatsApp%2BImage%2B2020-08-31%2Bat%2B08.11.58.jpeg
CABILDEO DIGITAL
http://www.cabildeodigital.com/2020/08/con-las-ninas-no-te-metas-pederastia-en.html
http://www.cabildeodigital.com/
http://www.cabildeodigital.com/
http://www.cabildeodigital.com/2020/08/con-las-ninas-no-te-metas-pederastia-en.html
true
51180123549186060
UTF-8
No se encontró ningún contenido Ver todo Seguir Leyendo Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Posts Ver todo Recomendado para ti Categoría Historial SEARCH Todos los posts No se ha encontrado lo que estabas buscando Back Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene feb mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic en este momento hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago hace más de 5 semanas Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Por favor comparte para desbloquear Copiar todo el código Seccionar todo el código Todo el código será copiado a tu clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy