Por: Amalia Pando .- Bernie Sanders piensa que en Bolivia hubo un “golpe”. Sanders, que se reivindica como un socialista, pugna en las internas demócratas para ser el candidato que se enfrente a Donald Trump en las próximas elecciones generales de los Estados Unidos.

En declaraciones a Univisión dijo: “.. Pero al final de cuentas, fueron los militares quienes intervinieron en el proceso y le pidieron (a Evo Morales) que se fuera.”

Si inclusive Sanders tiene esta opinión, entonces el debate se hace más interesante. Por encima de las barreras ideológicas, busquemos los hechos, The facts, como dicen los gringos. 

¿QUÉ PASO? 

En octubre y noviembre del año pasado Bolivia vivió uno de los episodios más conmovedores de su historia, la llamada “Revolución de las Pititas” que terminó con un intento dictatorial, un auto golpe y una contra revolución, todo liderado por Evo Morales, ex presidente que estaba próximo a cumplir 14 años de gobierno consecutivo. 

Pero, ¿estamos hablando de una revolución o de un golpe de Estado? Hay una diferencia sustancial entre ambos acontecimientos: su protagonista. Las revoluciones tienen como actor principal y agente de cambio al pueblo movilizado o insurrecto. A diferencia de los golpes y autogolpes de Estado, que usan una institución del Estado, las Fuerzas Armadas o el Parlamento, para desplazar o sustituir a otro poder del Estado. En estos casos, el pueblo es espectador o un actor secundario. 

Quienes continúan defendiendo a Evo Morales, califican su alejamiento del gobierno como un golpe de Estado, definición que les sirve para victimizarlo y restarle toda legitimidad a la lucha del pueblo boliviano y a sus resultados. Para ellos nunca existió un auto golpe en curso, ni el fraude electoral ni la movilización que este hecho desencadenó. 

También se olvidan de que por decisión propia, Evo abandonó el gobierno, renunció y huyó tras haber recibido asilo político en México. Los que hablan de “golpe” solo ven un episodio ubicado en el desenlace de la primera parte de esta historia. Se refieren al comunicado de las Fuerzas Armadas, leído por su comandante en jefe, el general William Kaliman, cuatro horas antes de la renuncia de Evo Morales. En él, sugieren al presidente del Estado renunciar a su mandato “para pacificar y mantener la estabilidad de nuestra Bolivia”. 

ANTES Y DESPUÉS DEL COMUNICADO

Pregunto: ¿Fue este comunicado el hecho gravitante que “obligó“ a Evo Morales a renunciar en Chimoré?

Definitivamente no. Fue la cereza de la revolución . Con o sin ese pronunciamiento, Evo estaba de salida. 

Para entonces, las “pititas” habían cumplido 21 días y 21 noches de huelga general indefinida, logrando paralizar todos los rincones del país y sus cinco fronteras. Los vecinos salieron a sus esquinas pero también a multitudinarias concentraciones como nunca antes en la historia. Y por las noches las cacerolas hicieron escuchar el repudio popular al fraude. Las “pititas” habían soportado y repelido la brutal represión de los grupos armados del MAS que hasta ese domingo, 10 de noviembre, dejaron 12 muertos y centenares de heridos. Una movilización pacífica que hizo pedazos a un régimen que parecía invencible. 48 horas antes del comunicado de las Fuerzas Armadas, Evo ya no gobernaba. Había abandonado La Paz, la sede del gobierno, y se refugió en la zona narco-cocalera de Chimoré. Ya ni siquiera contaba con el respaldo de su gabinete. Sus ministros, uno tras otro, renunciaban y se asilaban en las embajadas de México y Argentina , al igual que sus diputados, senadores y gobernadores. Las organizaciones sociales que juraron lealtad al régimen, afiliadas a la CONALCAM, no respondían como él esperaba. Es más, la COB también le pidió su renuncia, al igual que el comandante de la policía, general Yuri Calderón. Dos noches antes, los cimientos del régimen se hacían trizas al grito de “motín policial”. Acuartelados, y con una pancarta sobre el edificio del comando cochabambino que decía “No al fraude”, los policías de Bolivia se negaron a seguir protegiendo a las hordas masistas que arremetían contra la resistencia y era evidente que las Fuerzas Armadas no querían mancharse las manos, como ocurrió en 2003. 

¿Quién podía salvarlo? ¡Nadie podía! 

LOS MILITARES SON UN FACTOR DETERMINANTE EN CUALQUIER REVOLUCIÓN 

Cuando una movilización popular logra inclinar a su favor a la policía y a las Fuerzas Armadas estamos frente a una revolución que no solo puede cambiar a un gobierno, sino a todo un régimen y en algunos casos también el sistema económico. 

Les menciono a modo de ejemplo otros dos capítulos emocionantes de la lucha democrática contemporánea.

LA RUMANIA DE CEAUCESCU

En diciembre de 1989, un mes después de la caída del Muro de Berlín, que fue la revolución más pacífica de todas, se vino abajo el régimen de los esposos Nicolae y Elena Ceaucescu. Estuvieron 30 años dirigiendo el proceso de cambio y celebrando los logros del socialismo. 

Un 16 se diciembre, la revolución asomó sus narices en un acto del propio partido de gobierno, el Partdo Comunista, en la localidad de Timosora. En vez de aplaudir al viejo líder, la gente le gritaba cosas horribles. Ceaucescu se retiró para dar paso a una brutal represión que dejó más de un millar de muertos y tres mil heridos. A mayor represión mayor fue la indignación. En las calles la gente cantaba “ ¡Despierta rumano!”. 100 mil obreros colmaron la Plaza de la Ópera y en la capital, Bucarest, se encendió la chispa en apoyo a Timosora. El parlamento estaba rodeado de manifestantes y se levantaron barricadas en cada esquina. La gente coreaba “… no tengas miedo, Ceaucescu caerá, el ejército está con nosotros… “

Mijael Gorvachov, que no era ningún golpista, desde la maltrecha Unión Soviética, le “sugirió” renunciar. En vez de ello, Nicolae Ceaucescu se fue a Irán. A su retorno, el 21 de diciembre, se lanzó con otro discurso desde los balcones del más importante local partidario . Pero no lo dejaron hablar. Ceaucescu pensaba que para sobrevivir debía aplastar la revuelta del único modo posible en esas circunstancias, con una matanza ejecutada por el ejército. Pero su ministro de defensa no estaba tan convencido de ello. Fue considerado un traidor y apareció muerto. El que lo sucedió , Víctor Stanculescu, tampoco siguió las instrucciones de Ceaucescu. Al revés, mandó a los militares a sus cuarteles mientras el pueblo izaba las banderas de la libertad por toda Rumania. 

El 25 de diciembre, la pareja gobernante huyó de Bucarest en un helicóptero. Fueron interceptados por un grupo de militares en Targoviste. Después de un juicio sumarísimo, ambos fueron ejecutados. 

El pueblo rumano festejó en la colmada Plaza de Gobierno en Bucarest y también la prensa internacional saludó entusiasta el advenimiento de la democracia. Nadie habló de un golpe de Estado, a pesar de la importancia que los militares tuvieron en el desenlace de los acontecimientos y en el destino fatal de los Ceaucescu. 

Ni a bala, el pueblo rumano bajó ni los brazos ni la cabeza hasta que se libró de una terrible dictadura. 

REVOLUCIONES CONTRA LAS F. F. A. A.

A diferencia de los golpes de Estado, las revoluciones no se planifican. El detonante de la movilización siempre parece anecdótico frente al objetivo político que la movilización popular termina proponiéndose: derrocar a un gobierno. Es una convicción y un objetivo que no está en la agenda inicial, que se va forjando en las calles, en momentos excepcionales. Y esa determinación de lucha puede inclinar a su favor a las Fuerzas Armadas. 

Sin embargo, no siempre ocurre. Cuando las F. F. A. A. se mantienen leales al gobierno y enfrentadas a los movilizados, la victoria es casi imposible.

En Nicaragua, en 2018, durante 3 meses, el pueblo luchó y luchó , en barricadas barriales, en la revolucionaria Masaya, en León, en Managua, en iglesias y en universidades. Mediante multitudinarias marchas, pintadas de celeste y blanco, los colores nacionales, los nicas pidieron elecciones libres y la renuncia de la pareja gobernante, Daniel y Rosario Ortega. Los militares dejaron hacer y dejaron pasar 300 muertos, víctimas de los paramilitares del régimen. La dictadura mató inclusive a las madres que lloraban por sus hijos asesinados. La revolución fue ahogada en sangre. A los militares no se les movió un pelo. Y lo propio ocurre en la Venezuela de Maduro, dictador que no cae gracias al soporte de la Fuerza Armada Bolivariana que ha sido atada al régimen con la blanca soga del narcotráfico. 

LA BOLIVIA DE LAS REVOLUCIONES TRIUNFANTES

En cambio en Bolivia, en 1952, tuvimos otra revolución triunfante que se llevó por delante todo lo concerniente al régimen depuesto, incluidas sus Fuerzas Armadas. El ejército fue derrotado y obligado a desfilar en calzoncillos. Los fabriles y el pueblo en general, tomaron por asalto los máuser de los regimientos policiales y militares, y después de varios días de cruento enfrentamiento armado, Víctor Paz Estenssoro asumió la presidencia. Un año antes, el líder del MNR había ganado las elecciones. El presidente de entonces, Mamerto Urriola Goitia, anuló las elecciones, usando una maniobra política llamada “el mamertazo”, un autogolpe que postergó por unos escasos meses lo inevitable, el triunfo del MNR sobre los partidos de la rosca minero-feudal. 

Y en 2003, el pueblo boliviano se anotó otro triunfo, logró la renuncia de Gonzalo Sánchez de Losada a pesar de tener al frente las metralletas de unas F. F. A. A. que salieron a matar bajo las órdenes del ministro de defensa de entonces, Carlos Sánchez Bersain. A pesar de los 60 muertos y de la postura inquebrantable de los militares, la movilización fue en aumento, en tamaño y radicalidad, hasta que Sánchez de Lozada comprendió que era inútil seguir matando, su gobierno había terminado y del peor modo, manchado en sangre. Huyó en un helicóptero. 

La experiencia del 2003 estuvo siempre latente durante la “Revolución de las Pititas”. Los militares no quisieron comprometerse ni seguir las órdenes de un presidente enfrentado a semejante movilización, y, por su parte, Evo Morales, desde el exilio, quiso repetir el levantamiento de la ciudad de El Alto, provocando la muerte de una decena de jóvenes en Senkata y otros en Sacaba. Pero, como las revoluciones son irrepetibles, le salió el tiro por la culata. 

Pero, volvamos al punto central. 

Revisemos a continuación otra revolución triunfante gracias a la actitud heroica de un pueblo combativo y de unos militares que se dieron la vuelta a pesar de haber sido de la confianza del régimen depuesto. Y, ¡no fue golpe!. 

LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE CONTRA SLODOBAN MILOSEVIC

Al serbio Slobodan Milosevic le pasaron dos cosas terribles antes de morir en circunstancias sospechosas en una celda de La Haya, Holanda. 

Fue sentado en el banquillo de los presuntos genocidas en la Corte Penal Internacional acusado de haber cometido en Bosnia crímenes de lesa humanidad durante la Guerra de los Balcanes (1992-1995). La sentencia llegó 10 años después de su muerte. Fue exonerado de todos los cargos en 2016.

Sin embargo, nada fue peor que enfrentarse a su propio pueblo. El 5 de octubre de 2000 estalló un levantamiento popular para exigir el respeto al voto popular que en dos días lo sacó del gobierno y terminó con la reelección indefinida. 

Milosevic fue el primer presidente electo en la República Serbia, 1989-1997, y reelecto hasta el 2000 en la reconstituida Yugoslavia, reducida a Serbia y Montenegro. Ese octubre del 2000 estaba concluyendo su segundo mandato y quería un tercero. Pero había perdido las elecciones del 24 de septiembre. Revirtió los resultados con un monumental fraude. Y, como en Bolivia, el pueblo tomó las calles de Belgrado, la capital. Por la tarde del 5 de octubre, una multitud había ingresado al edificio del parlamento y le prendió fuego. Del balcón tiraban las papeletas electorales del fraude y a las 17 horas tomaron las instalaciones del canal estatal, RTV, instrumento propagandístico del régimen despótico de Milosevic. En ese intento apareció un obrero conduciendo un “bulldozer”, una máquina pesada, con la que facilitó la toma de la televisora. Lamentablemente, a su paso atropelló a algunos de los manifestantes. Fue tan impresionante la presencia del “bulldozer” en medio de esa multitud que muchos pasaron a llamar a esta revuelta como la “Revolución del Bulldozer“. 

Milosevic llamó al general Nebojsa Pavkovic , Jefe del Estado Mayor del Ejército de Yugoslavia, y le preguntó sobre la situación que se vivía en las calles. “Todo irá bien, señor presidente”, respondió el militar. 

“Nada está bien “, replicó resignado el presidente. 

Por la madrugada del 6 de octubre, Milosevic llamó otra vez a al general Pavkovic, militar de su entera confianza, como Kaliman para Evo Morales, y le preguntó :

—“¿Se puede hacer algo más? “ 

—“Hacemos todo lo que podemos” —respondió, mientras los demás “halcones” se habían quedado callados, mirando a la pared con sueño. 

Milosevic quería sacar los “blindados” por la madrugada para sorprender a los manifestantes, pero los “blindados” nunca salieron. 

A las 7:30, Milosevic se reunió con los jefes del Estado Mayor. Allí los militares leyeron un comunicado que decía “… Respetaremos la voluntad del pueblo expresada en las elecciones… “. 

A partir de ese momento, los militares ignoraron las llamadas de Milosevic. 

“Gotov je”. Se acabó. 

Al día siguiente, 7 de octubre, Milosevic renunció y el ganador de las elecciones del 24 de setiembre, Kostunica, asumió la presidencia. 

LA GRAN DIFERENCIA

Es inevitable encontrar similitudes entre los acontecimientos de Bolivia en 2019 con los de Rumanía en 1989 y Yugoslavia en 2000. 

Sin embargo, también existe una gran diferencia que solo se dio como antecedente histórico en Nicaragua: la contrarrevolución. 

En Nicaragua, la “contra” apareció dos años después del triunfo de la Revolución Sandinista, se prolongó a lo largo de una década y dejó alrededor de 35 mil muertos. 

Lo sorprendente en Bolivia fue la inmediatez con la que Evo Morales intentó recuperar el poder perdido. Recién había terminado de leer su carta de renuncia y todavía esperaba en Chimoré al avión mexicano para huir del país, cuando liberó a sus huestes para cercar principalmente la sede de gobierno. Fue una azonada violenta que dejó al menos otros 20 muertos. Fueron diez días de terror y la parte más dura de la batalla, de la que nuevamente el pueblo boliviano y el naciente gobierno transitorio salieron triunfantes.

Posiblemente Evo Morales intentó remedar el contragolpe que repuso a Hugo Chávez al gobierno de Venezuela en 2002.

De golpes de Estado estaremos hablando en un segundo capítulo. 

Bibliografía :

Univisión, citado por BBC News Mundo, Nueva York, 13 febrero 2020.

“La noche en que cayó Milosevic”, EL PAIS, 22 octubre 2000.

“Serbia tras Milosevic: ¿Diez años no es nada? “, DN, 05 octubre 2010. 

“La caída de Milosevic y el cambio mediático “, Revista UCM, 2000.

“La caída de Milosevic “, El Mundo. es, resumen 2000. 

“Cómo fueron los últimos momentos.. “, INFOBAE, 22 diciembre 2019.

“El dictador más siniestro cayó a tiros”, La Vanguardia, 21 diciembre 2019. 

“Épica, sangre y júbilo en la caída de Ceaucescu”, La Razón. es, 24 diciembre 2019.

“la Revolución Sandinista: 4 claves para.. “, BBC. com, 18 julio 2019

Comentarios

Cabildeo2
Nombre

Actualidad Cabildeo Cabildeo 1 Cabildeo 2 Cabildeo 3 Consejos Cultura Deportes Destacado Destacado 2 Economía Economía Bolivia Galería de Fotos Humor Informe Especial Amalia Pando Inter Internacional Cabildeo Lucha Libre Nicaragua Noticias Opinión Publicidad Redes Sociales Tecnología Últimas Noticias Vídeo de último momento
false
ltr
item
CABILDEO DIGITAL
https://2.bp.blogspot.com/-ikgcmKvG0oc/XlfHQBnQrtI/AAAAAAAAC9U/EspRLTaz--wHjSKC_CCY0spPSqWL53fTgCK4BGAYYCw/s320/WhatsApp%2BImage%2B2020-02-27%2Bat%2B9.26.35%2BAM.jpeg
https://2.bp.blogspot.com/-ikgcmKvG0oc/XlfHQBnQrtI/AAAAAAAAC9U/EspRLTaz--wHjSKC_CCY0spPSqWL53fTgCK4BGAYYCw/s72-c/WhatsApp%2BImage%2B2020-02-27%2Bat%2B9.26.35%2BAM.jpeg
CABILDEO DIGITAL
http://www.cabildeodigital.com/2020/02/entre-golpes-y-revoluciones.html
http://www.cabildeodigital.com/
http://www.cabildeodigital.com/
http://www.cabildeodigital.com/2020/02/entre-golpes-y-revoluciones.html
true
51180123549186060
UTF-8
No se encontró ningún contenido Ver todo Seguir Leyendo Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Posts Ver todo Recomendado para ti Categoría Historial SEARCH Todos los posts No se ha encontrado lo que estabas buscando Back Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene feb mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic en este momento hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago hace más de 5 semanas Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Por favor comparte para desbloquear Copiar todo el código Seccionar todo el código Todo el código será copiado a tu clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy