¡La segunda ola viene vestida de irresponsabilidad!


Por : G. J. Andrés Uzín P. | Ingeniero Industrial, Master en estudios del Desarrollo – Especialista en Políticas Públicas.

Foto: AP News

Han pasado más de 9 meses desde el primer caso de COVID-19 en Bolivia que pueden resumirse en ya cuatro periodos: el periodo de cuarentena desde marzo hasta finales de mayo con 9.982 enfermos y 343 muertos; “cuarentena dinámica” o apertura con el correspondiente contagio masivo desde inicios de junio hasta y finales de septiembre con 125,329 enfermos y 7.652 muertos, el corto tercer periodo desde octubre hasta principios de diciembre que sólo acumuló 9,397 enfermos y 992 muertos, y lo que ahora vivimos y se está confirmando como la segunda ola que ya ha alcanzado más de 8,413 enfermos y 119 muertos en solamente en 24 días de diciembre. ¿Qué es lo que empujó a que el virus Sars-CoV-2 volviera a atacarnos? ¿Cuánto tiempo durará la segunda ola? Y lo más importante: ¿Cuántos enfermos y muertos más podemos esperar?  Son preguntas complejas, cuyas respuestas dependen de nosotros y nuestro comportamiento como sociedad.

El primer trimestre de la pandemia fue marcado por la cuarentena que contuvo el contagio y el pico tuvo 861 enfermos en un día y el pico de muertos fue de 16, a pesar de estar con la curva creciente tanto en enfermos como en muertos que mostraban de manera evidente la incapacidad de controlar la enfermedad, la presión de una sociedad que veía asomar el hambre por la falta de ingresos, un gobierno de transición débil y uso  electoral , flexibilizó la cuarentena dando paso al contagio masivo.

Foto | The San Diego Union-Tribune

CONTAGIO MASIVO

Este contagio masivo se caracterizó por el rápido colapso del sistema de salud en todas sus dimensiones:  se ocuparon rápidamente todas las Unidades de Terapia Intensiva (UTIs), luego las camas hospitalarias quedaron llenas por lo que la mayor parte de la población se enfermó, curó o murió en sus hogares.  Mas hasta ahora, no se cuenta con un estudio que verifique la cantidad real de la población infectada debido a dos principales motivos: primero a que se dictaron disposiciones para que el seguimiento epidemiológico en Bolivia exija que un sospechoso de estar infectado debía mostrar síntomas, o sea haber enfermado con COVID-19, a pesar que en todo el mundo se informaba que una gran parte de la población infectada permanecía asintomática durante el principio o toda la infección siendo transmisores silenciosos de la enfermedad. Segundo, la capacidad de análisis que se logró implementar era tan baja que la mayor parte de los laboratorios en el país estaban colapsados para fines de mayo, y entre junio y septiembre, sólo registraron una proporción de los enfermos reales.

Foto : Agencia Municipal de Noticias

Una manera de acercarnos a la realidad de este primer periodo de pandemia, son los datos históricos de muertos en el Servicio de Registro Cívico (SERECI). Hice este estudio, similar al realizado por otras instituciones en otros países como Ecuador, Perú, Chile y hasta en Estados Unidos, para calcular y tener una idea del subregistro de muertos por COVID-19 sacando conclusiones que muestran el real impacto en la población.

Foto | Cuarto: Salta a diario | Hubo muertes en las calles

LOS MUERTOS

Con los datos entre el 2014 y 2019 calculé la proyección de los muertos que debió tener el Departamento de La Paz en condiciones normales durante junio y septiembre del 2020. Si este año hubiese sido un periodo normal, la estadística muestra que los decesos en La Paz debieron ser de 5,827. Sin embargo, y sin más explicación que el periodo de pandemia, el registro oficial del SERECI muestra que en este período hubo 15,541 muertos, La Paz tuvo un exceso de muertes de 9,714 que de acuerdo a los supuestos de este ejercicio serían las muertes totales atribuibles al COVID-19.

Por otro lado, las cifras oficiales de muertes por COVID-19 registradas por el Servicio Departamental de Salud del Departamento de La Paz (SEDES LA PAZ) llegaron a 1,014 desde los primeros casos en marzo hasta fines de septiembre. Esto quiere decir que la proporción de la población que murió por COVID-19 por fuera del sistema de salud en el Departamento de La Paz fue de 89.56%.

Foto | Ministerio de Salud de Bolivia

LAS PRUEBAS

También realicé simulaciones para entender que pudo haber pasado ante esta incapacidad de detectar la cantidad los enfermos totales.  Las simulaciones de Bolivia mostraban que mientras la capacidad de análisis nacional llegaba a un promedio máximo diario de alrededor de 3,000 pruebas diarias alcanzando las 4.067, cuando se acumulaban resultados de varios días, el pico de un escenario optimista se alcanzaban los 19,751 enfermos y de un escenario pesimista de 31,601 enfermos.  El pico registrado por el ministerio de salud fue de 2,036 enfermos en un día con 2,982 pruebas y por lo tanto una positividad del 68.28% es decir se realizaron 1.46 pruebas por enfermo.

Simulación de lo que pasó entre junio y septiembre

 

Estas simulaciones tomaron como uno de sus principales supuestos teóricos como límites poblacionales de contagio de la enfermedad la “Inmunidad Grupal”. Esta supone, de manera general, que los infectados que ya generaron inmunidad se vuelven un escudo para los no infectados y que con solo el 70 u 80% de la población inmune el restante 20% ya no se infectaría porque el virus no podría llegar a ellos y entonces la pregunta lógica es ¿Por qué tenemos una segunda ola?  

LA INMUNIDAD GRUPAL ¿NO FUNCIONA? 

La respuesta es que la Inmunidad Grupal muestra que no es una cifra cerrada ni depende únicamente de la capacidad de contagio del virus, sino que también depende mucho del comportamiento de la población expuesta.  Desde el principio de la pandemia, las clases tanto escolares como universitarias fueron suspendidas y por lo tanto   niños y jóvenes estudiantes se mantuvieron aislados y protegidos del virus y la enfermedad.  Por otro lado, la población que generó inmunidad, no se sabe si temporal o definitiva, es aquella que se expuso yendo al trabajo, para cobrar bonos y realizando todo tipo de actividades para el hogar.

Desde septiembre cuando los contagios empezaron a bajar, todas las limitaciones a la circulación y aglomeraciones fueron levantadas paulatinamente, mostrando que la inmunidad de la población expuesta funcionaba bastante bien.  

Foto: El País | Tarija. 53 jóvenes sorprendidos en una fiesta clandestina

LOS JÓVENES Y LOS FESTEJOS

Sin embargo este mes de diciembre, todos nuestros jóvenes de sexto de secundaria salieron bachilleres, nuestros soldados se licenciaron, nuestros universitarios de últimos semestres egresaron, algunos que por el encierro de la pandemia culminaron la tesis lograron titularse.  La alegría familiar superó al miedo por el COVID-19 y luego de un largo encierro en diciembre todas sus familias festejaron los logros de sus jóvenes y expusieron a esta población protegida al contagio.  Es más, la población ya expuesta que aparentemente logró una inmunidad grupal gracias al uso del barbijo e higiene, al calor de los festejos bajo la guardia y aumentó su exposición.  El resultado, esta segunda ola que el día 24 de diciembre registró otro pico de 1,057 enfermos en un solo día.

Si tomamos en cuenta que la población que ahora se habría expuesto es aquella de 15 a 24 años, esta sería un 18.66% de la población del país. La simulación muestra que a este ritmo de contagio el pico recién llegaría el 19 de enero con 5.214 enfermos. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que la velocidad de contagio es alta debido a que todos estos festejos son medios de contagios masivos y que probablemente terminen con el correspondiente festejo y exposición el 1º de enero, que ante las cifras la gente deje la irresponsabilidad, y que esta población con baja inmunidad volverá a cuidarse permitiéndonos entrar a una nueva etapa de contagios bajos.  

Por otro lado, también puede pasar que si no se ha escalado la capacidad de realizar pruebas pronto perderemos la capacidad de ver la real cantidad de enfermos de esta segunda ola y hay indicios de que eso ya está pasando.  La máxima cantidad de pruebas realizada en esta segunda ola fue el 23 de diciembre con 2,843 pruebas detectando 1,005 enfermos lo que significa una positividad del 35.35% y que solo estamos haciendo 2.83 pruebas por enfermo detectado. El primero de diciembre la positividad era del 6.46% y realizaban 15.47 pruebas por enfermo.  Solo para referencia los países que lograron controlar el virus hicieron varios cientos de pruebas por enfermos encontrados.

¿SEGUNDA CUARENTENA? 


Simulación de la Segunda Ola

Con la economía tan dañada, parece que no es posible volver a una cuarentena para detener y controlar esta segunda ola y con este alto ritmo de contagio la vacuna llegará tarde.  ¿Qué podemos hacer como sociedad y que políticas públicas emplear?

Foto: DW | Suben los contagios en Latinoamérica

Hasta no lograr el silencio epidemiológico prolongado, el virus seguirá suelto y, por ejemplo, la vuelta presencial a clases podría generar otra ola al exponer a la población no inmune. También existe el riesgo de que la ineficiencia de la mayor parte de los países occidentales en detener al virus sin una vacuna permita que este se replique y multiplique como que aparezcan mutaciones y nuevas sepas con una capacidad comprobada de contagio más rápido.

A este ritmo no es descabellado pensar que al igual que el virus del resfrío, no estamos muy lejos de que se produzca una nueva sepa que logre vulnerar la inmunidad ya generada en la población infectada o el de las promisorias vacunas.  Aún no se conocen fechas del inicio de vacunación en Bolivia y su cronograma, por lo que para superar al SARS-CoV-2 con una inmunidad grupal creada por vacunas es aún lejana y debemos usar todas las armas que tengamos a mano y ahora.

Para ello cabe recalcar que los enfermos son el 20% de los infectados en estudios a en tiempo real y el 80% son asintomáticos y enfermos leves que sin embargo contagian. Ellos también deben ser detectados y aislados.  La proporción de este tipo de infectados es mayor en los más jóvenes. Por esto en diciembre sólo se tiene un registro de 119 muertos y por lo tanto la mortalidad de los enfermos detectados hasta ahora es de 1.41% comparado con el promedio de toda la pandemia que está en 5.93%.

SIN PRUEBAS VAMOS AL DESCONTROL

Ante la lentitud con la que las pruebas moleculares se realizan (al menos de 10 días de acuerdo a varios reportajes) la capacidad de contagio del Sars-CoV-2 nos demuestra que, si atendemos a un enfermo, toda la familia, convivientes y contactos tienen una alta probabilidad de que ya haber sido contagiados.  Todos estos sospechosos deben ser aislados y analizados.  Si la capacidad de análisis estatal está siendo superada, rápidamente los ciudadanos deben apoyarse en los seguros de corto plazo y el sector privado por un lado y en las pruebas serológicas por otro. Si bien una buena parte de la población ya generó inmunidad y por lo tanto dará positivo a la Inmunoglobulina G (IGG), está demostrado que si un paciente da positivo a la Inmunoglobulina M (IGM) la infección está latente, claro la infección debe confirmarse con una prueba PCR.

Foto : Agencia Municipal de Noticias

Espero que el actual gobierno no cometa el error del gobierno transitorio, en no focalizar sus esfuerzos en la prevención, detección y aislamiento de los infectados para frenar el contagio y así proteger a la población.  Un adecuado escalamiento en la capacidad de análisis y detección de infectados no solo evitará una mayor cantidad de muertos y enfermos graves en terapia intensiva, sino que también protegerá a la población contra rebrotes y nuevas sepas del SARS-CoV-2.


Comentarios

Nombre

Actualidad Cabildeo Cabildeo 1 Cabildeo 2 Cabildeo 3 Consejos coronavirus2021 Crónicas del Narcotráfico Cultura Deportes Destacado Destacado 2 ECONOMIA Economía Economía Bolivia Galería de Fotos Humor Informe Especial Amalia Pando Inter Internacional Cabildeo Lucha Libre Nicaragua Noticias Opinión Publicidad Redes Sociales subnacionales2021 Tecnología TITULAR CIENCIA TITULAR coronavirus 2021 Titular Deportes TITULAR ECONOMIA TITULAR INTERNACIONAL TITULAR OPINIÓN TITULAR subnacionales2021 TITULAR TECNOLOGÍA Últimas Noticias Vídeo de último momento
false
ltr
item
CABILDEO DIGITAL: ¡La segunda ola viene vestida de irresponsabilidad!
¡La segunda ola viene vestida de irresponsabilidad!
https://storage.googleapis.com/afs-prod/media/e801e6a982a04d2bb355014449309eeb/800.jpeg
https://1.bp.blogspot.com/proxy/00qqknGTDyKWvfYc6eOtlCBJc2FU1AHLaQbd5rENpEioZ3Ntnvzpj4Tn-YLO5JZ2oRaYlEqMaDymH9U3g2bl8eqE4-k_J4CEDB4z20HyCuqZo8rRUPzX4rSRKcMvSGvCphIZvA=s72-w640-c-h354
CABILDEO DIGITAL
http://www.cabildeodigital.com/2020/12/la-segunda-ola-viene-vestida-de.html
http://www.cabildeodigital.com/
http://www.cabildeodigital.com/
http://www.cabildeodigital.com/2020/12/la-segunda-ola-viene-vestida-de.html
true
51180123549186060
UTF-8
No se encontró ningún contenido Ver todo Seguir Leyendo Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Posts Ver todo Recomendado para ti Categoría Historial SEARCH Todos los posts No se ha encontrado lo que estabas buscando Back Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene feb mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic en este momento hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago hace más de 5 semanas Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Por favor comparte para desbloquear Copiar todo el código Seccionar todo el código Todo el código será copiado a tu clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy